viernes, 8 de marzo de 2013

Hilma af Klint at Moderna Museet Stockholm

Moderna Museet (Stockholm) is dedicating a major exhibition to the pioneering Swedish artist Hilma af Klint (1862-1944), this retrospective exhibition - presenting Hilma af Klint’s most important abstract works, as well as paintings and works on paper that have never before been presented publicly-, can be visited until May 26.

Amongst the first abstract art She belonged to a group called 'The Five' and the paintings or diagrams were a visual representation of complex philosophical ideas.

Like Vassily Kandinsky, Piet Mondrian and Kazimir Malevich, who have previously been regarded as the main protagonists of abstract art, Hilma af Klint was influenced by contemporary spiritual movements, such as spiritism, theosophy and, later, anthroposophy.

She belonged to a group called 'The Five' and the paintings or diagrams were a visual representation of complex philosophical ideas. The project on which "the Five" were engaged involved, in 1892, recording in a book a completely new system of mystical thought in the form of messages from higher spirits.

El País, Cultura
Panorama, noticias
MODERNA MUSEET, Stockholm (Estocolmo, Suecia)
 En la discusión sobre quién fue el primero en llegar a la abstracción, muchos sostienen que el mérito fue de Mondrian. Otros apoyan a Malevich, a Kupka o, siendo un poco generosos, a Delaunay. Pero una gran mayoría jura que el que dio el paso adelante decisivo fue Kandinsky.


Lo que Kandinsky no sabía era que una desconocida pintora sueca se le había avanzado, rompiendo con el lenguaje figurativo por lo menos cinco años antes que él.


Respondía al nombre de Hilma af Klint, paisajista en el Estocolmo de entonces, que consiguió formarse en la pintura gracias a la ley escandinava que permitía que las mujeres accedieran a la educación artística.

Se ganaba la vida vendiendo paisajes y dibujando estudios anatómicos para un instituto veterinario; pero además, Hilma experimentaba con otro tipo de pinturas, inspiradas por fuerzas ocultas que se manifestaban a través de su trazo-.

Aficionada al espiritismo y a la teosofía desde su juventud, dibujó círculos concéntricos, óvalos descomunales y espirales infinitas, que pretendían simbolizar la totalidad del cosmos, a menudo bajo los efectos de la hipnosis. Antes de que 1915 llegara a su fin y el fin de la figuración sonara en boca de las élites intelectuales, Hilma ya había pintado más de 200 composiciones abstractas.

Hasta ahora, su nombre permanecía en una órbita restringida, aunque tampoco resultaba completamente desconocido. En 1986, una muestra en Los Angeles ya exhibió algunos de sus cuadros, igual que haría el Centro Pompidou hace cinco años, en el marco de una exposición sobre la presencia de lo sagrado en el arte contemporáneo.
Hilma at Klint, Pompidou 'Traces su sacré, les dix plus grands'
Pese a todo, la envergadura de su legado no saltó a la vista hasta el año pasado, cuando el director de este museo sueco, Daniel Birnbaum, recibió una gigantesca caja de madera en su despacho de la isla de Skeppsholmen con obra de la artista.
Ahora, en el Moderna Museet de Estocolmo, hasta el 26 de Mayo, se pueden contemplar sus obras abstractas más importantes, además de algunas pinturas y bocetos en papel que se presentan por primera vez al público-.


Artencuentro ha difundido esta información: ARTENCUENTRO es Galería Virtual de obra gráfica original -serigrafía artística, litografía y grabado editada en nuestro Taller- y Revista de Arte, Diseño y Arquitectura -difundiendo noticias de ámbito cultural a través de distintos medios online: http://artencuentro.com/blogartencuentro/noticias_arte_cultura.html https://www.facebook.com/artencuentrograficaoriginal
Twitter: @artencuentro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada